Tu método de recogida perfecto

¿Has visto cuántos métodos de recogida para tu menstruación hay en el mercado? Incluso hay métodos que no se venden! Es muy probable que esto te cause mucha saturación, y como ya sabemos, cuando una se satura siempre acaba con el famoso (y que tan poco me gusta) «más vale malo conocido que bueno por conocer». Pero claro, tú no quieres recurrir a las compresas o tampones desechables que tanto daño te hacen a ti, a tu economía y al planeta, ¿Verdad?

Por eso hoy te presento los métodos de recogida que puedes encontrar en el mercado, para que así puedas escoger el que mejor se adapta a ti y tu vida. 

Pero recuerda que el que te decidas por uno de ellos no significa que no los puedas combinar y usar varios a la vez o ir cambiándolos de acuerdo a tus necesidades de cada día. O que el que tu amiga te dice que a ella le funciona de maravilla este producto no significa que a ti también te vaya a funcionar igual de bien. La clave está en conocerlos y probarlos para saber cuál es el método de recogida para tu menstruación que más se adapta a ti y tu forma de vida.

¿Qué métodos para recoger el flujo menstrual existen?

Como te he dicho, en el mercado puedes encontrar muchos métodos diferentes entre los que escoger. Los más conocidos desde hace algunos años son los desechables, aunque estos no son la mejor opción para tu salud, tu bolsillo o el medio ambiente. Sí es verdad que en tiendas naturales puedes encontrar compresas y tampones eco. Estos, aunque son más saludables para ti por no contener tantos químicos, no dejan de ser productos de un solo uso que acabarán ensuciando nuestros mares y océanos con el riesgo para la vida marina que ello conlleva.

Puedes usar los productos desechables eco si quieres empezar a cuidarte a ti y al planeta pero todavía no estás preparada para los reutilizables. Recuerda que cada una tenemos nuestro momento. Solo tienes que esperar a que llegue el tuyo. Pero mientras, no te fuerces ni te sientas culpable.

¿Y si quieres empezar ya por los reutilizables?

Lo primero que tienes que tener en cuenta si quieres empezar a utilizar métodos para tu higiene menstrual reutilizables es que, cuando los compres, lo hagas en un sitio especializado y que sean de calidad.

Hay muchas marcas que se han sumado al boom de los métodos reutilizables, pero que su especialización principal es otra en vez de la menstruación (como es el caso de los supermercados). No compres nunca una copa menstrual de un supermercado. Puede que sea más barata, pero han conseguido esos precios a costa de los materiales. Y es que esas copas están hechas de materiales que yo, personalmente, preferiría no introducir dentro de mi cuerpo.

Recuerda lo que dice el dicho, «lo barato sale caro», y muchas veces, como es solo para probar, decidimos ir a la opción más económica, resultando esta incómoda y difícil de usar, lo que hace que nos echemos para atrás y nos arrepintamos de la decisión tan buena que habíamos tomado.

Por eso, lo mejor es que pruebes siempre productos de calidad. Recuerda que cuando compras en tiendas especializadas, la persona que te atiende puede asesorarte perfectamente y va a ofrecerte siempre productos de calidad.

La copa menstrual

La copa menstrual, aunque nos parezca un invento de lo más moderno e innovador, fue inventada en el año 1937. ¡Fíjate si hace años que va por el mundo! Por supuesto, las que puedes encontrar hoy en día están hechas con mejores materiales que la primera.

La copa menstrual es, como su nombre indica, una pequeña copa o cuenco que se introduce dentro de la vagina y recolecta la sangre. Ten en cuenta que esta es la principal diferencia con los tampones, que la copa recolecta solo el flujo menstrual mientras que el tampón absorbe cualquier fluido que produzca tu vagina.

La copa menstrual que puedes encontrar en la tienda online está hecha de silicona médica 100%. Además, la copa menstrual naturcup está fabricada en España.

Una pregunta muy común es a partir de qué edad se puede empezar a usar la copa menstrual. Y la respuesta es muy sencilla, a partir de que tenemos nuestra primera menstruación. Y es que sí, no hay ningún problema por que una adolescente decida usar la copa menstrual. Todo lo contrario, esto va a hacer que se conozca mucho mejor desde el principio y conozca su salud menstrual. Para ello, existen tallas especiales que se adaptan a los cuerpos de las más jóvenes.

La copa menstrual es ideal si vas a estar muchas horas fuera de casa o si vas a hacer deporte, ya que la puedes llevar puesta hasta 12 horas. Pero recuerda que si quieres saber cada cuánto tiempo tienes que cambiarte tu copa menstrual solo tienes que ir observándote. Mi recomendación es que las primeras veces que la uses lo hagas en periodos cortos, y así puedes comprobar la cantidad real de flujo que expulsas. Conforme vayas conociéndote, irás sabiendo cada día cuánto puedes llevar puesta tu copita sin que esta llegue a llenarse del todo y así podrás estar mucho más tranquila.

La compresa de tela

La compresa de tela es eso, una compresa hecha de tela. Y no, no son como las que usaban nuestras abuelas, más quisieran ellas haber tenido unas compresas así en su época, seguro que las desechables no hubieran triunfado nada.

Hoy en día puedes encontrar muchísimas compresas de tela, pero como en todo, asegúrate que están hechas con buenos materiales certificados. Y si están hechas en tu país, mucho mejor. Así apoyas al comercio y la artesanía local (normalmente están hechas a mano por mujeres maravillosas) y contaminamos menos ya que no hay que transportar desde tan lejos.

Las compresas de tela puedes encontrarlas en muchos tamaños diferentes. Por ejemplo, en nuestra tienda online puedes encontrarlas en tamaño salvaslip y mini, ideales para las pequeñas pérdidas de flujo y orina, las de tamaño normal, para los días de menstruación, y las de tamaño noche, más largas por detrás y perfectas para usar en las noches de más flujo.

¿Y cómo se usa una compresa de tela? Como las desechables. Simplemente tienes que poner la parte de color sobre tu braga normal y doblar las alas dejándolas enganchadas gracias al clic que llevan. Asegúrate de que la parte blanca va siempre en contacto con tu vulva, ya que esta es la parte absorbente.

Más adelante te haré un post explicándote cómo se lavan las compresas reutilizables con todo detalle para que las tuyas estén siempre impecables.

La braga menstrual

Cocoro - Clásica MOERI (2)

La braga menstrual, o braga absorbente, no es más que eso, una braguita normal, que se usa como una braguita normal, pero que tiene en la zona de la vulva y del culete una parte absorbente.

En la tienda online las tienes disponibles tanto en absorción normal como en absorción super, para que escojas la que más se adapta a tu flujo menstrual.

¿Y cuánto absorbe cada una? La braga para absorción normal es ideal para flujos moderados o pérdidas de orina, mientras que la braga para absorción super es ideal para flujos abundantes. Además, también las puedes llevar hasta 12 horas, o más si las acompañas de otro producto como la copa menstrual.

Las bragas menstruales que puedes encontrar en la tienda online están hechas en España, libres de plásticos, con algodón y además tienen certificado vegan. Y no, no te preocupes, no huelen. Están hechas con un material super absorbentes, que absorbe tu flujo en segundos pero además es super transpirable. Estoy segura de que cuando las pruebes vas a querer más porque son maravillosas.

Sangrado libre

sagnat_lliure

El sangrado libre, o free bleeding, se trata de una técnica en la que dejamos la sangre fluir sin utilizar ningún método de recogida o absorción.

Para ello, es necesario tener un gran poder de conocimiento y nuestro suelo pélvico ejercitado, ya que, lo que hacen muchas mujeres, es retener su flujo menstrual gracias a los músculos del suelo pélvico y soltarla una vez que van al baño.

Antes de utilizar esta técnica debes entrenar bien tu suelo pélvico. Para ello te recomiendo que visites a una fisio especializada que te valore primero y te ayude a mejorar su estado si es necesario.

Y por supuesto, cuando empiezas, puedes practicar sin utilizar nada mientras estás en casa, pero si quieres salir de casa para ir a trabajar o tomar algo con tus amigas, y quieres seguir practicando pero sin riesgo a mancharte, puedes acompañarlo de una compresa de tela o una braga menstrual

Como te he dicho al principio, que escojas uno de ellos no significa que sea con el que te vas a quedar definitivamente o que no puedas combinarlos entre ellos de acuerdo a tus necesidades de cada momento. Como has visto, puedes combinar las compresas y las bragas tanto con la copa como con el sangrado libre, sobre todo al principio o si tu flujo es muy abundante.

Además, tanto las bragas como las compresas las puedes utilizar en muchos otros momentos de tu vida, como durante los días de más flujo, en el postparto o si tienes pérdidas de orina.

Todos estos métodos son perfectos para tu salud, tu bolsillo y el medio ambiente, así que no lo dudes más y pruébalos, no te arrepentirás seguro.

Si tienes cualquier duda o necesitas ayuda para escoger entre ellos, puedes coger una sesión suelta de coaching menstrual en la que juntas escogeremos cuál o cuáles de todos los métodos se adapta mejor a tu estilo de vida.

¿Te unes al club de las que cuidamos nuestra salud, el planeta y además ahorramos dinero?

Recibe un abrazo muy fuerte

Sara Seguí (2)